Panes

El pan de La Pintora sabe a tradición, a la confianza que ofrece el calor de un horno, que lleva más de 130 años trabajando. La jornada y el día a día, empieza a las 3 de la madrugada, pero su horno no se apaga en los 365 días del año. Las masas se crean a partir de los ingredientes más básicos, nacen de masas madre y se van formando, creciendo y madurando a lo largo de la madrugada, para después hornearlas y llevar el Pan al punto de venta. Y así, abrir las puertas a un nuevo día, con la satisfacción de haber hecho un BUEN PAN, NUESTRO PAN.

NUESTROS PRODUCTOS